El tiburón perdió el rumbo por Copa Argentina… Por Mauricio Flores.

Gimnasia lo derrotó en un partido pobre desde lo futbolístico para el tiburón, que se quedó fuera de la competencia.

El primer tiempo fue dominio prácticamente absoluta de Aldosivi con al menos siete chances claras de gol, con una diferencia notoria. Pero las llegadas no cuentan para el resultado y esto lo padeció el tiburón. A los 7 minutos Stracqualrsi se pasó luego de una buena jugada de Pisano y Colman, y no pudo concretar .A los 28 minutos otra vez Stracqulursi de cabeza tuvo el primero pero el arquero Marchiori brillante voló y saco el balón que iba a ingresar pegado al palo. En la siguiente jugada el corner fue despejada por Mondino, pero Iñiguez pescó el rebote y remató, Amor quedó mano a mano, un penal en movimiento que disparó fuerte , pero por arriba del travesaño. Increible chanse desperdiciada por el zaguero.A los 38 minutos una buena combinación de Pisano con Alan Ruiz , que metió el centro atrás pero Stracqualursi le pifió y la juagada quedó en la nada, una vez más. A los 30 minutos llegó por primera vez Gimnasia con un remate lejano de Auzqui , en el que Assman dio un sorpresivo rebote que supo despejar Galeano. Faltando cinco minutos Colman volvió a tener una clara , tras el pase de Pisano, pero el tiro se fue elevado .Así concluyó el primer tiempo y con èl se fueron muchas posibilidades desperdiciadas por el Tiburón .

El segundo tiempo comenzó deslucido con un Aldosivi errático y perdiendo el dominio territorial de la primera parte. Gimnasia lo arrinconó a centros y sin ideas futbolísticas. A los 18 minutos se retiró Pisano de la cancha y Aldosivi pareció perder el alma, no porque el pibe Juarez tuviera un mal partido, pero el equipo entero dejó de rendir. A los 30 minutos El Verde en un cabezazo de Leonel Galeano generó la única del segundo tiempo. A los 37 minutos un defensor de Gimnasia devuelve un pelotazo que era “controlable”, pero Ezequiel Videla le pifió, calculó muy mal, y como era el último hombre, Assman quedó mano a mano con dos rivales , el recién ingresado Bauza amagó a dársela a Cucchi pero se la guardo y cuando estaba eludiendo al arquero, este lo derribó con el pié. Ignaciò Cucchi fue desde los once pasos y no falló, remató fuerte y al medio, Assman se movió levemente a la derecha y cuando reaccionó ya no pudo volver. De allí en más Gimnasia se abroqueló en el fondo y Aldosivi no pudo perforarlo, ni por abajo, ni con centros, ni con actitud. Fue una pobre actuación del Tiburón que tendrá trece días para recuperarse de este golpe y tratar de derrotar a Atlético en Tucumán. Una derrota que debe servir para replantear estrategias y funcionamientos.

DEJANOS TU COMENTARIO