Es ley el “regalito” de los legisladores marplatenses al selecto Yacht Club Argentino. Fuentes Infocielo

14 de mayo de 2019 · 08:15 hs.

Seis diputados marplatenses impulsaron y lograron la sanción de una ley que le otorga al selecto Yatch Club el “uso y goce” de manera gratuita y por el término de 50 años de una parcela de 2.500 metros cuadrados en el puerto de Mar del Plata.

Seis diputados marplatenses de todos los partidos políticos impulsaron y lograron la aprobación de un polémico proyecto de ley que le otorga al exclusivo Yatch Club Argentino el “uso y goce” de una parcela estratégica dentro del puerto de Mar del Plata, por el término de 50 años y de manera gratuita.

La ley quedó registrada hoy en el Boletín Oficial, bajo el número 15.136, tras haber tenido un trámite exitoso en la Legislatura provincial. El proyecto data de 2017 y tiene la firma de los diputados Guillermo Castello y Maximiliano Abad, de Cambiemos; Juan Manuel Cheppi y Alejandra Martínez, del Frente Amplio Justicialista; Javier Farroni, del Frente Renovador, y Rodolfo Iriart, del PJ.

En el texto se lee la cesión del “permiso de uso y goce de la fracción de tierra identificada según la Administración del Puerto de Mar Del Plata como “parcela 4-c”, con una superficie de 2435,24 m2, y el espejo de agua”, con un detalle: “se otorga en forma gratuita con el cargo de ser destinado al desarrollo de las actividades propias de la institución Yacht Club Argentino”, según consta en el artículo 2 de la norma.

El “permiso de uso y goce” concedido se da “por el término de cincuenta años y en forma gratuita”, con el único cargo de “mantener las instalaciones existentes y las que pudieran construirse en concordancia con las legislaciones vigentes”. En los considerandos del proyecto se lee además que la Ley viene a zanjar una injusticia, puesto que desde 2011 el Club Náutico goza de un beneficio similar.

Lo extraño es que la normativa, que no se condice con la premisa de optimizar recursos que auspicia Cambiemos, haya pasado el “filtro” del Gobierno provincial, que no la vetó, a diferencia de lo que hizo con leyes de expropiación que la Legislatura votó a favor de emprendimientos productivos, muchos de los cuales debían quedar en manos de los trabajadores.

Tampoco con la posición adoptada por el intendente local, Carlos Arroyo, que anuló la concesión del Paseo Hermitage al poderoso empresario Aldrey Iglesias, hasta obtener por ella un canon y resarcimientos millonarios, que contrastan con los irrisorios 9 mil pesos que abonaba por todo concepto hasta el momento.

DEJANOS TU COMENTARIO