Kermesse solidaria, Talleres FC festejó el Día del Niño

Kermesse solidaria

Talleres FC festejó el Día del Niño este domingo 25 de agosto con una kermesse desarrollada en la sede de Magallanes 3878 en donde hubieron distintos tipos de juegos y demostraciones de las actividades que se realizan en la institución. La entrada fue un alimento no perecedero y todo lo juntado será donado a un comedor de barrio.
Como es habitual en Talleres, cada actividad que se lleva a cabo tiene un objetivo solidario y este festejo del Día del Niño no fue la excepción. Con más de 300 personas y un centenar de chicos que se hicieron presentes en la sede del club durante la tarde de este domingo, la kermesse y recolección de alimentos fue un éxito.

La actividad arrancó a las 17 en el primer piso de Magallanes 3878 donde cada disciplina armó un stand con un juego en el que los participantes sumaban puntos que luego podían canjear por distinto tipos de premios. Entre ellos se encontraban un sapo, el conocido «pescamagic», tiros a un aro de básquet y hasta los más populares como el lanzamiento de argollas a botellas y derribar latas. También hubo espacio para uno de los desafíos del momento como es el de desenrroscar una tapa con una patada a cargo de la gente de Tang Soo Do.

Cerca de las 18 llegó la merienda. Chocolate caliente y medialunas empezaron a desfilar por todo el gimnasio que se encontraba colmado por la cantidad de público presente. Ya para las 19 vinieron las demostraciones. Primero fue el turno del karate coreano (Tang Soo do) a cargo de Walter Serapio. Seguido a ellos entró en acción el hockey con una coreografía y movimientos de bocha. El Taekwondo también tuvo su espacio con Tomás Maimone y sus alumnos y, finalmente, el grupo folklórico «La Cautiva» brindó unos pasos de chacarera y zamba.

La diversión para los más chicos continuó hasta las 20 con los diversos juegos. Pero como se había anunciado al principio, no todo fue la fiesta vivida este domingo ya que gracias a muchas de las personas que se acercaron se pudieron recolectar alrededor de doscientos alimentos no perecederos que serán destinados a un comedor de barrio.

DEJANOS TU COMENTARIO