“Militar las obras” y “salir de los despachos”, la fuerte bajada de línea en Cambiemos

Fue el mensaje que transmitió Vidal y su jefe de Gabinete, Federico Salvai, a intendentes y “sin tierra”. Desde abajo también suben reclamos

Después del retiro en Chapadmalal y de otras mini cumbres y reuniones bilaterales, Cambiemos se meterá de lleno en la campaña electoral bajo una consigna madre: “militar las obras” y “salir de los despachos”.

Esa fue la bajada de línea de María Eugenia Vidal a ministro e intendentes durante las últimas horas. Según pudo reconstruir INFOCIELO, la Gobernadora no quiere “que nadie se quede quieto”.

En una reunión con jefes comunales de la semana pasada, Vidal les ordenó que “salgan a patear la calle con todo su equipo para defender lo hecho en estos tres años”.

La mandataria también tiene una petición extra: quiere que haya una “estrecha coordinación” de las Comunas con las Provincias.

Pero los reclamos también son de abajo para arriba. Este portal consultó a varios “sin tierra” del macrismo sobre cómo afrontarán le pelea que se viene.

Se trata de funcionarios, legisladores nacionales o provinciales, concejales o dirigentes del llano que buscarán ganar en municipios dirigidos por Unidad Ciudadana o el massismo. No la tienen fácil.

“En el Conurbano no se gana sólo con redes sociales”, se quejó uno de ellos, en clara confrontación con el estilo de Marcos Peña, el Jefe de Gabinete de la Casa Rosada. “Necesitamos que nos bajen recursos y que los ministros se comprometan en la campaña”, agregó.

En este grupo, además, hay quienes ven con malos ojos que toda la ayuda del Gobierno Nacional se canalice a través de los alcaldes del justicialismo y de los movimientos sociales. “Es darle de comer a la oposición”, analizó otro.

El encargado de dirigir la estrategia cuadra por cuadra es Federico Salvai, el jefe de Gabinete de Gobernación. Desde hace dos semanas, recibe de manera permanente a los sin tierra para plantear las acciones locales. Algunos llegan sólo a escuchar y otros con propuestas.

“En 2015 alcanzaba con la figura de Mauricio (Macri) pero ahora no”, evaluó una tercera fuente. A nadie se le escapa que la imagen negativa del Presidente perjudica a la propia Vidal y quienes le seguirán en la boleta.

Hay una coincidencia en el PRO de que si algo tienen para “militar” son las obras, desde las centrales de infraestructura, como las hidráulicas y las rutas, como agua, cloacas y asfalto. EA

CREDITOS: InfoCielo

Comentários no Facebook