Reabrió la Boston: el triunfo de la constancia y el sentido común

Por Adrián Freijo – Todo hacía suponer que sería un caso más de mala gestión empresarial, quiebra y trabajadores en la calle. Sin embargo la constancia de las organizaciones gremiales y la inteligencia para negociar pudieron más.

Mientras los hermanos Lotero se paseaban por los medios y visitaban al intendente en su despacho anunciando millonarias inversiones que llevarían la marca Boston más allá de las fronteras del país, nadie podía sospechar todas las mentiras e improvisaciones que se escondían tras tan pomposas afirmaciones.

Sin embargo no pasó mucho tiempo para que la máscara se cayese. Las emblemáticas confiterías, orgullo comercial de la ciudad, entró en un espiral decadente que terminó en una quiebra de cuyas características aún tiene mucho que decir la justicia. Y muchos trabajadores quedaron, una vez más, sin su sustento básico y pagando el precio de una aventura aún hoy difícil de comprender.

Baste escuchar lo que afirma por estas horas Nancy Todoroff, Secretaria General de los gastronómicos sobre que “la administración de los Lotero dejó una deuda de 96 millones”. Casi imposible de comprender…

Fue un año de negociaciones, de dar dos pasos adelante para tener que volver al menos uno atrás, de mentiras y engaños por parte de los empresarios, de indiferencia del ejecutivo municipal y acompañamiento de un grupo de concejales de distintas bancadas impulsados por el compromiso que, fiel a su origen gremial, impulsó Mercedes Morro convenciendo a propios y extraños sobre la necesidad de sostener a los trabajadores en cada pretendido desalojo, en las largas vigilias y en las instancias judiciales y de negociación que se concretaban. Y sobre todo, batallando para que el tema Boston apareciese recurrentemente en el recinto, más allá del tema central del debate que se encarase.

Por eso no extrañó que cuando la pretendida toma del local de la costa o en la feliz reapertura de la sucursal de la calle Buenos Aires la acompañasen Ariel Ciano, Verónica Lago, Daniel Rodríguez,Santiago Bonifatti y Mario Rodríguez, como así también el titular de la CGT Regional Mar del Plata Miguel Guglielmotti, el representante del Ministerio de Trabajo Gustavo Serebrinsky  y el secretario general del Sindicato de Pasteleros, Carlos Vaquero. Era un tema de todos y todos habían puesto su granito de arena para llegar a buen puerto.

Desde la UTHGRA se tejió una estrategia inteligente, paciente, capaz de  buscar lo posible y no empujar hacia lo ideal: lo verdaderamente importante en estos tiempos, y todos lo entendieron así, era preservar los puestos de trabajo. Y para ello solo se abría el camino de la continuidad. La abogada del gremio, la Dra. Selena Marinelli, fue una pieza clave que, con mano firme cuando hizo falta y capacidad negociadora ante las dificultades, llevó las cuestiones legales con un único norte que era el rescate de las fuentes laborales. Y vaya si lo consiguió…

Mientras tanto los trabajadores hicieron de la resistencia el ingrediente necesario para llegar al objetivo. Y durante un largo año, sosteniéndose con la venta callejera de café y medialunas y cuidando las instalaciones como si fueran propias, le dieron al esfuerzo de sus dirigentes el espacio necesario para avanzar en la estrategia elegida. Consiguieron, con mucho dolor y sacrificio, que el factor tiempo jugase a favor de la solución y no del cierre.

Y lo lograron…todos lo lograron.

Las confiterías Boston están de vuelta en actividad y ahora se trata de remontar la cuesta del desgaste, del daño producido a una marca y de la búsqueda de una rentabilidad que asegure primero el rescate y luego el crecimiento. Pero nadie duda por estas horas que se logrará el objetivo; hay demasiada historia tras el establecimiento, a la que se le agrega ahora esta nueva de inteligencia, constancia y pasión.

Ingredientes que, sin saberlo, estarán presentes en cada medialuna que de aquí en más nos llevaremos a la boca, alimentando la leyenda de un grupo de trabajadores y dirigentes que supieron de la inteligencia de caminar juntos el camino de salida de una crisis.

Una buena historia marplatense…

FUENTE Y FOTOS.    Libre Expresión

DEJANOS TU COMENTARIO