SABIAS QUÉ?? por Monica Radici

Filippo Brunelleschi inventa la Perspectiva en 1413 y la pintura entra en otra dimensión y logra engañar al ojo humano. Brunelleschi, arquitecto, pintor y escultor florentino, tomó cartas en el asunto, la contemplación de un cuadro era labor ardua, pues el espectador tenía que aportar mentalmente la perspectiva, situando en diversos planos de realidad las figuras que el artista había pintado en uno solo, como si la relación entre ellas fuese puramente lineal, no espacial.

Este ejercicio mental llegó a ser automático, como el del lector de novelas que se imagina desde su sillón selvas vírgenes, asaltos a ciudades o tormentos inquisitoriales. Un esfuerzo que, gracias a Filippo Brunelleschi, ha dejado de ser necesario en pintura. Tras complejos cálculos matemáticos y ajustadas observaciones físicas y ópticas, llegó a la conclusión de que aquí era el arte el que tenía que imitar a la naturaleza, y creó ese trampantojo científico que se llama perspectiva. Practicó incansablemente, sobre todo con formas geométricas y en grandes espacios vacíos, hasta teorizar su descubrimiento, remedando en la práctica una carencia que todos sentían y se sabían incapaces de definir. Desde entonces, la perspectiva se sale del lienzo y envuelve cuanto la rodea, convirtiendo la mirada del espectador en el centro de la escena que contempla.

DEJANOS TU COMENTARIO