“¡Sacalos del horno!”: Germán Martitegui se indignó con Charlotte Caniggia por culpa de una receta de Mariana Nannis

En una edición festiva de “MasterChef Celebrity”, el chef cuestionó los ingredientes y la cocción que eligió la mediática para su plato

Germán Martitegui fue lapidario con Charlotte Caniggia.

Los participantes tuvieron que preparar comidas típicas de Año Nuevo y Fin de Año en la última emisión de MasterChef Celebrity (Telefe). El desafío fue un verdadero reto para Charlotte Caniggia. ¿El motivo? Su familia está acostumbrada a celebrar con platos muy distintos a los que se preparan en Argentina. “La gente normal en las fiestas come langosta, sushi, pasta… ¡No se pone a cocinar! ¡Olvida!”, comentó indignada.

Pese a que no formaba parte de sus tradiciones, la mediática aseguró que estaba siguiendo la receta de tomates rellenos que hace su mamá. Sin embargo, el toque especial de Mariana Nannis no fue del agrado de los jueces. “Sacalos del horno, son fríos. ¿Y le dejaste la piel? Chau, cag…”, le dijo Germán Martitegui cuando visitó su estación de trabajo.

“Mi mamá me los hizo para Navidad. Ella los hace así, al horno y con piel. Yo la copié”, aclaró Caniggia. Pero el argumento seguía sin convencerlo al chef, que lanzó una inesperada conclusión cuando probó el plato: “Todo lo que hacés parece un desayuno”, le recriminó a la concursante. Y completó: “No se parece a nada que yo haya comida en algún fin de año. Si estuvo al horno no se le notó. Tuvo jamón cocido, huevo… Hiciste un tomate relleno de omelette”.

Germán Martitegui cuestionó la actitud de Joaquín Levinton en “MasterChef Celebrity”: “Yo puedo echar a un cocinero por eso”
No fue la mejor noche de Joaquín Levinton en MasterChef Celebrity. A diferencia de otras veces, el líder de Turf estuvo cabizbajo y no derrochó su habitual alegría. Y el jurado se lo hizo saber cuando probó su “Vitel toné de pechuga con ensalada Waldorf”.

“¿Esta es tu versión de la Waldorf? ¿Con repollo colorado? Cuando se dividen las tareas en un equipo, cada uno tiene que dar lo mejor de sí. Yo te vi poner pedazos enteros de manzana y durazno, arrancando el carozo con una displicencia aberrante”, empezó diciéndole Germán Martitegui.

Y agregó. “Me parece una falta de respeto a tus compañeros, que intentaron cortar con un poco de onda. Vos pensante que nadie te iba a ver. Y yo, por ejemplo, puedo llegar a echar a un cocinero por esa razón”.

Luego de ese sermón, Levinton fue muy sincero. “No quiero escuchar más, me quiero ir a mi casa”, reconoció.

DEJANOS TU COMENTARIO